Así fueron las primeras elecciones en Pastaza. Por Peter Nuñez

La provincia de Pastaza, emerge en el contexto nacional, cuando Ecuador, ya tenía 129 años de vida republicana en la administración de Camilo Ponce Enríquez, como Presidente, con la promulgación del Registro Oficial No. 360, del 10 de noviembre de 1959, en la que se determina que “La Región Oriental se divide en cuatro provincias, denominadas: Napo, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe”.

El nacimiento de Pastaza como una nueva provincia, con su capital Puyo, que había sido fundada el 12 de mayo de 1899, es decir, la nueva capital provincial tenía una historia de 60 años y 13 de noviembre de 1911, se había convertido en la cabecera cantonal del cantón Pastaza, es decir tenía la 48, como cantón Pastaza; emerge una pequeña ciudad y una provincia amazónica con una población de (13.693 habitantes) en toda la provincia, según los datos del censo nacional que se desarrolló en 1962.

Según se determinaba en la Constitución de 1945, que regía a esa fecha en nuestro país, manifestaba que en cada provincia, en cada cantón y parroquia, existirán un Consejo Provincial, un Municipio y un Concejo Parroquial; además señalaba que en cada provincia oriental se elegirán 2 diputados y 1 Senador que duraran en sus funciones 2 años.

El Tribunal Supremo Electoral, que se había creado con la Constitución de 1945, y al acercarse las elecciones del 5 de junio de 1960, en la que se tenía que elegir al Presidente de la Republica, 1 Senador y 2 Diputados en la provincia de Pastaza, nombra a 5 miembros del primer Tribunal Electoral Provincial de Pastaza, quienes deberán llevar adelante el proceso electoral de las nuevas autoridades de elección popular de Pastaza.

Es así, como se desarrolla la sesión inaugural de Tribunal Electoral Provincial de Pastaza, en las instalaciones de la Gobernación de Pastaza, un domingo, 11 de mayo de 1960, a las 11:30 de la mañana, en la que así un sol resplandeciente, que se podía divisar el Sangay y Los Altares, según el libro de actas, estuvo integrado por los siguientes ciudadanos: Víctor Herrera Proaño, Amadeo Escobar, Carlos Alfredo Freiré, Armando Fernández Galarza y Augusto Navarro.


En el desarrollo de la sesión inaugural, interviene el señor Antonio Terán, delegado del Tribunal Supremo Electoral, quien expresó.- “Que es un honor instalar la primera sesión del TPEP que es una provincia centinela de la patria, pido a mi nombre y del TSE, que todos y cada uno de los componentes del Tribunal Provincial Electoral hagan sus actuaciones a normas legales a fin que la ciudadanía tenga la confianza debida en el Tribunal que han sido colocados como jueces electorales del proceso electoral y así se haga respetar la voluntad de la mayoría ciudadana”. Luego de las deliberaciones se nombran a los señores Víctor Herrera Proaño, Presidente y Carlos Alfredo Freiré, vicepresidente, además de José Félix Jaramillo, como Secretario.


No existían padrones electorales, recién se establecen para las elección de 1968; el Tribunal Provincial, amparado en lo que le disponía la Ley de Elecciones, en la tarde del jueves 15 de mayo de 1960, nombra las Juntas de Calificaciones, palabras del Presidente Don Víctor Herrera Proaño quien señalo que se pongan de acuerdo y “cuidando que estén representados las diversas tendencia políticas a la vez, buscando personas idóneas”, se nombran las Juntas de Calificaciones, en las parroquia de Puyo, Mera, Tarqui y Veracruz, quienes eran los encargados de receptar los nombres y apellidos, para elaborar el padrón electoral que se utilizara el día de las elecciones.


Según la Constitución (1945) vigente a esa fecha, solo podían sufragar los mayores de 18 años que tenían la ciudadanía y para ser ciudadano, se tenía que saber leer y escribir, es decir los analfabetos no sufragaban y según el censo de 1962, en Ecuador, había un 32,5% de analfabetos, el sufragio era optativo para las mujeres; a los analfabetos recién se les permite sufragar con las Constitución aprobada en referéndum en 1978.

En la tarde de un día lluvioso del domingo 22 de mayo de 1960, los Vocales del TPEP, proceden a califican las candidaturas las mismas que estaba integradas por el Partido Conservador, identificado con el No. 1, postula para Senadores: Al Teniente Gonzalo Ruales, Principal y Ramiro Fernández Galarza, como suplente; para Diputados Provinciales: A Isabel Robalino y José Ibarra, principales; Ricardo Moreno y Tiberio Jurado, como suplentes.
El Movimiento Popular Independiente, se le asigna la letra A: con el respaldo de 268, proponen como Senador: Alberto Sarmiento, principal y Rodrigo Granja Darquea, Suplente; para Diputados Provinciales: A Roberto Basuri Romero y Bolívar Zavala Macías, Principales; y Héctor Peñafiel y Vilen Kubes W, suplentes.


El Movimiento Orientalista Independiente, se le asigna la letra B: con 302, firmas de respaldo presenta para el Senado: Al Capitán Luis Arias Guerra, principal y Agustín Arias Guerra, suplente; a Diputados Provinciales: A Luis Rivadeneira Echeverría y Miguel Ignacio Solano Martínez, principales y Oswaldo Jara, Lenin Max Alvarado Granja, suplentes.
El día de las votaciones se identificaran con Lista 1, Lista A y Lista B; así constaran en las papeletas electorales, el día de las elecciones y se aprueban enviar a imprimir tres mil (3.000) papeletas a utilizarse en las elecciones.


Luego de haber inscritos las candidaturas, ‪el 22 de mayo‬ a los partidos y grupos electorales, como se les conocía en 1960 les quedaba 14 días de campaña para persuadir a su electorado, la campaña política podían hacer hasta el mismo día de las elecciones a desarrollarse el domingo 5 de junio de 1960.


En la mañana del domingo 29 de mayo de 1960, se desarrolla la sesión del TPEP, nombra a los Vocales de las Juntas Electorales, se nombran 3 mesa en la ciudad de Puyo, 1 una las parroquia de Mera, Tarqui y Veracruz; luego en la sesión del viernes 3 de junio, debido a la cantidad de gente se nombra otra Junta Electoral en la parroquia Mera; siendo un total de 7 Juntas Electorales a nivel provincial, con un electorado de 3.000 en toda la provincia.


Las formas de hacer campaña era muy diferentes a las actuales, como llegar al electorado, me imagino que los candidatos mejores organizados hacían hojas volantes, escritas en máquina de escribir, impreso en imprenta, en telas anchas escribían con pintura sus nombres, la dignidad y las lista a cual pertenecían, tener cuñas habladas en la Radio Nacional Espejo de propiedad de Don Julio Hernández Zamora o Radio Pastaza, de propiedad del Sindicato de Choferes de Pastaza; lo que sin duda no ha cambiado es la visita al electorado, lo hacían en los lugares en la gente se concentraba la gente que eran en las cancha del ecuavoley y lugares de reunión donde las parejas y amigos iba a degustar un café y escuchar música en donde estaban las primeras rockolas de Puyo, una de las primera era en el Hotel Turismo de propiedad de Jesús Escobar y en el villar “Oriental” de Don José Espín y Doña Marieta Samaniego, ahora Plaza Roja los domingos que la gente salía a la feria; sin duda caminaba los candidatos por las principales calles de Puyo, como la ‪27 de febrero‬ y Francisco de Orellana, actual Plaza México en donde estaba ubicado el Terminal Terrestre, en las tardes de sol saludaba a los bañistas en el balneario de Puyo, que estaba ubicado tras la Policía Nacional en la calle ‪4 de enero‬ y visitar las diferentes parroquias.


Después de las elecciones desarrolladas el 5 de junio de 1960, el pueblo de Pastaza, había votado por el candidato de la Lista 10 de la Federación Nacional Velasquista, el Dr. José María Velasco Ibarra, que llegaba a su cuarta Presidencia y a los miembros de las Lista B, el Movimiento Orientalista Independiente, para Senador: por el Capitán Luis Arias Guerra, principal y Agustín Arias Guerra, suplente; para Diputados: a los señores Luis Rivadeneira Echeverría y Miguel Ignacio Solano Martínez, principales y Oswaldo Jara y Lenin Max Alvarado Granja, suplentes.


Uno de los personajes conocidos era Don Amadeo Escobar, gerente propietario, de una Casa Comercial, en donde se podía encontrar desde materiales de construcción hasta productos de primera necesidad, instrumentos de caza y pesca; al cerca el año viejo, era el único lugar donde encontrabas las caretas de cartón y disfraces. Varias veces fue Vocal del Tribunal Electoral Provincial de Pastaza; no solo fue pionero en el comercio, si no aporto como una ciudadanos más a que se respete la voluntad popular, además en la dictadura custodio el Libro de Actas, del cual se han se ha extraído datos preciso e históricos, que viene a ser parte de la historia de la provincia de Pastaza y del Consejo Nacional Electoral en la provincia de Pastaza.


Uno de los aspectos que resalto en el primer proceso electoral, se inscribió encabezando la lista de candidatos a diputados a una mujer la señora Isabel Robalino.


En este relato de historia de Puyo y Pastaza, hay nombres que han quedado olvidados en el tiempo y es hora de rescatar, para que no queden en el olvido, ya que fueron hombres y mujeres que aportaron para que esta ciudad y provincia que cada día crece; espero contarles que paso después de 1960 en esta maravilla ciudad de Puyo y nuestra hermosa provincia de Pastaza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram