Esta leyenda Sapara debes leer: “El hombre boa” por Daya Ushigua

Había una vez una familia que vivía en medio de la selva del territorio Zapara, tenían dos hijas y tres hijos.

Un día llegó un anciano y le pregunto a una de sus hijas si podía casarse con ella, ella le respondió que no porque eres muy anciano, y él se fue.

En el camino cocino ayahuasca y tomó, cuando tomo llamó a una boa y le dijo que tienes que ir a enamorarle a esa chica porque ella no quiso casarse conmigo, él dijo que bueno.

El hombre boa se fue una noche donde ella, cuando él se iba cada noche ella se iba enamorando más hasta que se embarazó, y él dijo que vamos a vivir en mi casa ella dijo que bueno, le contó a sus papás que se enamoró de el pero ella no sabía que era una boa.

Cuando llegaron había un árbol inmenso, pero en la imaginación de ella era una casa, nació él bebe y creció muy rápido. La hermana fue a llamar a su otra hermana para cocinar en su casa y ella le preguntó dónde está tu esposo y tu hijo, ya mismo van a llegar, dijo la esposa de la boa.

Después de un buen rato se escuchaba un sonido muy fuerte y cuando la hermana vio atrás había una grande boa y una pequeña, la pequeña vomito un sajino, la hermana dijo, coja ese sajino y anda darle a mi mama ella asustadisima cogió el sajino y en el camino lo voto.

Cuando llegó a su casa le contó a sus papás que como vivía su hermana y con quien vivía, el papá le dijo vamos hacer algo para matarle a esa boa.

Ellos le dijeron a su hermana que le vayan a llamarle a su otra hermana para que venga a tomar chicha de maíz, mientras la hermana tomaba la chicha los hermanos fueron a su casa y aprovecharon mientras la boa dormía y prendieron fuego a ese inmenso árbol, mientras en la casa de sus padres la hermana menor le cogió en sus brazos al niño y cantaba una canción, la hermana le dijo porque cantas así tan feo y luego se dio cuenta que le estaban quemando a su esposo y le dijo a sus papás ustedes no me quieren y por eso hacen así.

Ella corrió muy rápido y vio que su esposo que se estaba muriendo, ella se sentó y comenzó a llorar tanto que se transformó en una laguna, y ella se lanzó a la laguna con el niño y se transformaron en boas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram