En una cajita no cabe tanta pena.

Me he sorprendido de la falta de humanidad del Hospital de Niños Baca Ortiz en #Quito, tengo mil preguntas en la cabeza, la primera sin duda es: ¿Por que nadie le brindó ayuda a Abel?, un joven padre indígena de Pacayacu en #Pastaza, tal vez por esto último, por ser humilde e indígena.

¿Como pudo ser posible que nadie hiciera nada durante casi un mes por trasladar a él y los restos cremados de su hija a darle cristiana sepultura a Pastaza?

¿Por que si llegó con un problema de infección intestinal, terminaron cremando su cuerpo?

¿Qué pasó durante estas semanas en el hospital?

¿Cuántas, personas incluido niños fueron contagiados de COVID-19 en ese lugar?

¿Qué esconden?,

Hay denuncias graves en el hospital, incluso el delegado de la Federación Médica Ecuatoriana señaló que los protocolos se debieron activar de forma más oportuna, en relación a otros casos de contagio.

Es increíble el trato de exclusión a los humildes, a los indígenas, tenerle esperando en el hospital casi un mes con los restos en la morgue de su hija es simplemente inhumano. Ojala nunca más esto se repita. Por que en una cajita no cabe tanta pena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram