Historias del Paro Nacional que nunca pasarán en Teleamazonas

Esta es la crónica de cómo la Caravana de los pueblos Indígenas de Pastaza sortearon a los militares y lograron llegar a Quito, gracias a la solidaridad de miles de ecuatorianos que se volcaron a la carretera para alentar, apoyar y brindar seguridad a quienes se movilizaban a la capital.

Durante el trayecto de la caravana que salió de Puyo a las 17H00 rumbo a Quito la noche del jueves 10 de octubre de 2019 pasaron muchas cosas en tan solo 12 horas horas.

Primero la amargura por el racismo encendido de unos pocos comerciantes de Puyo en contra del pueblo indígena. Era un poco extraño ver como algunos de quienes salieron a marchar por las calles de la ciudad por la “paz”, eran claramente de ascendencia indígena andina, no solo por su apellido, si no por su fisonomía, ellos eran los que micrófono en mano daban los más iracundos y xenófobos discursos. Por suerte eran menos de cien, de una población superior a los 50 mil habitantes. Cabe resaltar el apoyo que desde el primer día mantuvieron los estudiantes de la Universidad Estatal Amazónica y los transportistas en Pastaza, sin ellos el paro en Pastaza no hubiera logrado cumplir sus metas.

Segundo había mucha expectativa por no saber que nos iba a pasar durante el trayecto, si en Puyo habían resquicios de racismo, muchos nos imaginamos que así sería el resto hasta llegar a Quito, pero la realidad gratamente era otra, solamente al salir del límite provincial nos encontramos con una avalancha de solidaridad sin precedentes en la historia del país. A la caravana de los pueblos indígenas de Pastaza les esperaban miles de personas, quienes se volcaron a la carretera para esperar verla pasar, pero no solamente para aplaudir o felicitar, sino para entregar alimentos, cobijas, ropa abrigada, colchones, comida preparada. La gente empezó a entregar su aporte para el pueblo indígena de Pastaza desde El Topo, Río Negro, San Francisco, la gente corría de adentro de sus casas a la calle, cargando alimentos o sus propias cobijas para entregarlas a los indígenas.

Muchos niños lanzaban flores a la caravana. En Río Verde la gente bloqueo la caravana para entregar más alimentos, las consignas y gritos de la gente era el mismo en todos lados “El pueblo unido jamás sera vencido”, los buses, camiones, volquetas, camionetas, automóviles que formaban parte de la caravana se iban llenando poco a poco de solidaridad. No hubo pueblo donde no esperaban a la caravana, en La Merced los niños seguían en su bicicleta a toda velocidad a los vehículos.

La gente de la parroquia Ulba nos esperaba en el puente sobre el río Pastaza, ahí nos recibió su Reina, con su banda y su corona repartía café con pan a todos los que integraban la caravana.

Pero sin duda una de las imágenes más emotivas fueron las de Baños de Agua Santa, aquí todo su pueblo formó una calle de honor, para que pasen los vehículos que trasladaban a los indígenas de Pastaza , no eran cientos, eran miles, eufóricos, era un estallido de solidaridad, nadie estaba con las manos vacías, todos entregaban algo a quienes iban en la caravana.

Había mucha gente conmovida llorando, lanzando bendiciones, pan, agua, Muchas personas se acercaban a los dirigentes que encabezaban la caravana pidiéndoles que le “saquen al presidente”, la gente no quería la derogación del decreto 883 querían que Moreno se vaya del poder.

El ánimo de quienes iban en la caravana estaba al tope, como los vehículos llenos de alimentos, vituallas y medicinas.

En Pelileo la policía se acercó a la caravana para “dirigirla” por caminos seguros, la gente alertó a los dirigentes no ir por la ruta que la policía señalaba, porque la gente estaba esperando en el centro de la ciudad, decidieron evadir a la policía y hacer caso a la gente del lugar, efectivamente la caravana cruzó por el centro de Pelileo, donde al igual que en Baños, miles de pelileños habían formada otra calle de honor para la caravana, aquí la gente al igual que sucedía en todos los pueblos entregaba alimentos, vituallas y medicinas.

En Salasaca, el pueblo indígena de este cantón se volcó a la carretera con sus camioncitos llenos de quintales de papas y verduras, para ese punto ya todos los buses, camiones, camionetas, volquetas, automóviles estaban repletos de alimentos, vituallas y medicinas, ya no cabía espacio para nada más, la gente iba sentada encima de todo lo entregado, los indígenas de Salasaca viendo la complejidad de la logística decidieron ir con sus propios camioncitos hasta la provincia de Cotopaxi, donde también esperaban a la caravana para no solamente entregar más alimentos, sino ayudar a que la caravana pueda llegar a su destino, aquí otro problema se veía venir, la presencia de militares en camiones esperando a la caravana de Pastaza para detener su paso hacia Quito.

Al ingreso de Ambato miles de ciudadanos emocionados al ver pasar la caravana de la Pastaza coreaban consignas populares y entregaban alimentos preparados a todos quienes iban en los vehículos, a pesar del frío andino niños, jóvenes, ancianos esperaron hasta poder ver a los indígenas amazónicos cruzar por esta ciudad.

Efectivamente varios camiones llenos de militares se encontraban en el paso lateral de Ambato, tenían la misión de no dejar pasar a la caravana de Pastaza, aquí sin duda alguna el pueblo campesino e indígena de Tungurahua y Cotopaxi, jugaron un papel fundamental, sin la ayuda de ellos los militares hubieran logrado tener éxito en su misión, ya en Cotopaxi un grupo de valientes cotopaxenses nos condujeron por caminos vecinales y de tercer orden a toda la caravana para sortear el bloqueo de los militares, la caravana iba apagadas las luces y todos en silencio para poder cruzar la provincia de Cotopaxi y así pudo la caravana de Pastaza burlar a los militares y llegar seguros hasta Tambillo y desde ahí hasta Quito al ágora de la Casa de la Cultura al amanecer del viernes 11 de octubre de 2019.

Esta primera victoria fue gracias a la minka de los pueblos más humildes de Pastaza, Tungurahua y Cotopaxi, hermanados en la lucha por el futuro de las nuevas generaciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram