La casita de Blanquita se construye gracias a la solidaridad de sus vecinos

La solidaridad es también contagiosa, en Pastaza hay tantos ejemplos de bondad y amor al prójimo, cada día se cuenta una historia nueva donde los protagonistas son ciudadanos que han decidido hacer algo por sus vecinos, como el caso de Blanquita Andi, mujer de 40 años con una discapacidad auditiva del 66% y que durante más de 15 años ha sufrido de violencia de género y pobreza extrema.

La familia Sánchez y Flores decidieron no solamente ser espectadores de la desgracia de esta mujer, sino que quisieron hacer la diferencia, desde hace varios días se juntaron estas familias del Barrio El Arbolito para construir una nueva casa a Blanquita, gracias a varias donaciones de desinteresados ciudadanos han podido recolectar materiales de construcción para darle una vivienda digna a esta mujer, que vive difíciles momentos, además porque sus 4 hijos fueron arrebatados de su seno debido a las pésimas condiciones de su vivienda.

Franklin Sanchez y Marcelo Flores desde el día de ayer junto a Cristhian Chimborazo y el Presidente del Barrio El Arbolito Luis Aldaz con sus propias manos empezaron la construcción de la nueva casa de Blanquita, durante todo el día y tarde no dejaron de darle forma a la nueva vivienda, pero hace falta aún materiales para poder culminar con el sueño de Blanquita. Si desea donar materiales esto es lo que se necesita: bigas para el piso, tablas para el piso y las paredes, bloques, cemento para el baño.

Los vecinos trabajan intensamente por ayudar a Blanquita, unos preparan alimentos, otros ayudan en la obra, otros pasan agua a los voluntarios, Angela Mera ha ido un poco más lejos, ella junto a esta mujer con discapacidad ha estado caminando durante años del juzgado a la fiscalía, acudiendo a la policía para defenderla de la violencia que sufría por parte de su conviviente, ahora preso por un caso de drogas. Blanquita no logra comunicarse, nunca aprendió el lenguaje de señas, pero está ahora por primera vez intentando repetir algunas palabras, la que más usa en estos días es la palabra gracias, se la ve feliz, camina de un lado a otro esta inquieta, mira con alegría como sus vecinos construyen para ella su nueva casa, para su Angela, este puede ser el camino para que sus hijos puedan volver a su casa, pero falta mucho por hacer, requiere de un ingreso permanente para poder asegurar su manuntención.

Blanquita ha recibido también la ayuda de varias instituciones como el GAD del Cantón Pastaza, quienes han entregado alimentos y están asesorando legalmente este caso, así mismo la Defensoría del Pueblo está trabajando para poder gestionar la dotación de servicios básicos a esta nueva vivienda, según les dijeron en EMAPAST máximo hasta el próximo viernes Blanquita tendrá nuevamente la conexión de agua. El Patronato Provincial también realizó la visita a la casa de Blanquita se han comprometido con ayudar este caso, la reina de Puyo Carolina Cordero está también trabajando para colaborar con Blanquita.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram