Lo que la pandemia nos está enseñando. Por Diego Escobar

Lo realmente importante…

CUIDAR LA NATURALEZA

Está pandemia es una gran bofetada al ser humano, un respiro para la naturaleza, una oportunidad para el equilibrio ambiental, pero también la oportunidad para darnos cuenta de lo realmente importante.

Somos sin duda los humanos los causantes de este desequilibrio sin precedentes en la historia. Hay muerte y desolación en todos lados, ¿la causa? El consumo desmedido de animales silvestres en China, pero hay mucho más.

Pensamos que contaminar y destruir no iban a traer consecuencias y aquí estamos viviendo nuestra propia película de ficción, con trajes de bioseguridad y mascarillas antifluidos, pero esta película supera con creces cualquier serie de Netflix, esta se siente y es real.

NUEVOS POLÍTICOS

Nadie quiso escuchar, hay aún gente que se niega a creer que el mundo está paralizado, algunos políticos y sus seguidores creen que mañana todo volverá a la normalidad, pero ya nada será igual, exigen volver a la normalidad, pero la normalidad ya se acabó, estamos en una nueva era. Esta pandemia nos ha mostrado la necesidad de una nueva clase política, una que entienda que ya no podemos seguir gobernando como antes, que las cosas realmente importante s son: cuidar la naturaleza, cuidar la salud de la gente, crear mejores sistemas de producción de alimentos, en equilibrio con la tierra y con justicia social.

FAMILIA

La familia es lo realmente importante, ahora es el tiempo de disfrutar de cada uno de nuestros seres amados. Está pandemia nos obligó amarnos más y eso se logra solamente con tiempo, el tiempo que ahora tenemos.

SALUD

Ahora entendemos que lo realmente importante es la salud, un sistema universal de salud en los países forma parte de su riqueza, salud gratuita y de calidad para todos, con la salud y la vida de la gente no hay como hacer negocios. Que los médicos deben ganar más qué un futbolista, una modelo, un cantante es imperativo, en Ecuador han muerto cerca de 100 médicos, ellos son los héroes de está historia.

Ahora entendemos: que de nada le sirve al mundo la inversión millonaria en desfiles de modas y carreras de autos de lujo.

ALIMENTOS

Ahora es que realmente valoramos a nuestros indígenas y campesinos de la costa, de los Andes y de la amazonia, sin ellos nuestro confinamiento pudiera ser más mortal. No han dejado de producir alimentos para la ciudad, son también los héroes de está jornada. Sus condiciones deben mejorar y el estado proporcionar todo lo que necesitan para garantizar su progreso y seguridad. Ahora también nos damos cuenta que debemos volver los ojos a la tierra. Que debemos aprender a sembrar, a vivir en armonía con la tierra.

AGUA

En Puyo la mayoría extraña ir a bañarse al río, según una encuesta que hicimos en El Yucazo, pero ¿cuántos estamos dispuestos a hacer algo por los ríos?, muchos están contaminados con nuestros propios excrementos. ¿Que estamos dispuestos hacer para cuidar el agua?. Ahora nos damos cuenta lo afortunados que somos por tener tantos ríos de agua dulce descendiendo por los Llanganates.

SOLIDARIDAD

Mientras el planeta respira, hagámoslo nosotros también, respiremos y entendamos qué solamente la solidaridad va a permitir que podamos sobrevivir, esa cualidad humana que también estaba a punto de desaparecer, como muchas especies en el planeta hoy vuelve a resurgir con fuerza a sentirse en cada acción diaria de nuestra sociedad. No deja de haber muestras de solidaridad y amor a nuestros semejantes en todas partes del mundo

Mientras el planeta respira, reflexiona, si de está pandemia no aprendemos y cambiamos algo, no habrá valido la pena haber sobrevivido a la pandemia, de aquí en adelante el mundo solo necesitara de seres conscientes, por qué este nuevo mundo será de ellos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram