Encuentran nuevos petroglifos en el río Piatua y Anzu

Los petroglifos del Río Anzu y Piatua, son uno de los descubrimientos extraordinarios más importantes de los últimos años realizados por Carlos Duche. Ubicados a lo largo de las cuencas hidrográficas del Cantón Santa Clara en Pastaza, son la evidencia histórica de un pasado milenario de pueblos que conocían y dominaban la selva amazónica, estos sitios arqueológicos fueron descubiertos por el antropólogo amazónico en el 2011. Son desconocidos por la mayoría de ecuatorianos y aún no culminan los estudios para determinar con exactitud la edad y la interpretación cosmológica. Lamentablemente ninguna autoridad ha emprendido en un plan de protección, muchas de ellas están deterioradas debido actividades humanas.

En medio del río Anzu sobresale una roca de grandes dimensiones que alberga una cantidad de signos que según Carlos Duche representan figuras antropomorfas, zoomorfas, ríos, volcanes, lugares sagrados, deidades y el mito mismo de la creación. Fueron hechos mediante la técnica de surcos en la roca por Tayaks (hombres sabios)con fines ceremoniales sagrados. El valle sagrado del río Anzú y Piatúa conservan a pesar del desinterés de las autoridades por conservarlas, una gran cantidades de petroglifos y piedras sagradas.

Pastaza hace parte de las pocas provincias que tienen grabados rupestres. Pero, estos dibujos todavía no están completamente estudiados, pese a su interés científico y cultural muy importante.

Según los ancianos Kichwas de Santa Clara “La tierra es una mujer que está representada en Pachamama, ella respira por los urkus y por los volcanes que existen en la tierra, el agua se sintetiza por las venas por donde circula la vida”

Carlos Duche menciona que los estudios del Padre Porras determinan que los glifos de arte rupestre de Cotundo, Archidona, Misahualli, tienen 8.000 años de antigüedad, estos tienen similitud con los que ha encontrado él en el Río Puyo, Anzú y Piatúa.

Los petroglifos son el registro y la evidencia de la actividad intensa de los pueblos precolombinos de Napo y Pastaza, muchos de ellos transitaban por caminos antiguos dejando su huella ancestral, estos senderos conectaron en el pasado con los pueblos milenarios de los andes, algunos de los petroglifos están también en dirección a los Llanganates.

El río Pastaza y el río Anzú fueron caminos precolombinos, en Mera hay evidencias de que se comercializaba e intercambiaba productos con los pueblos andinos, se han encontrado vestigios de mellocos y en el Pambay se ha encontrado rastros de consumo de hojas de coca que provenían de los andes.

Se necesita urgentemente comunicar y sensibilizar a los ciudadanos de nuestra provincia para su conservación. Varias rocas se hallan en peligro

A ellos (Tayaks) se les atribuye la invención de los ideogramas o del arte rupestre que se extiende a lo largo y ancho de la provincia de Pastaza, cuyas imágenes convencionales o símbolos estilizados, están íntimamente relacionados con los elementos cósmico telúricos, con la biodiversidad, con sus divinidades, consistentes en el sol, la luna, las estrellas, con amarun, lagarto, tortuga, el puma, el águila arpía entre otros; o simplemente, sintetizan los grandes acontecimientos históricos o los lugares sagrados, que iban respaldados con los mitos, que al ser construcciones simbólicas, permiten explicar lo trascendente;…” Primer vistazo al arte rupestre en Pastaza: petroglifos y oralidad Carlos Duche Hidalgo y Geoffroy de Saulieu

El arte rupestre en Pastaza se respalda sobre una tradición antigua, donde hubo probablemente varias tradiciones y épocas distintas, y cuya oralidad de los nativos guarda todavía la memoria.

Entre 1534-1550 sostiene Carlos Duche los Quijos fueron evangelizados, muchos de ellos huyeron de su hábitat natural, salieron por el río Anzú hasta llegar a Canelos, en este lugar se da un mestizaje cultural, de ahí nace el pueblo Kichwa de Pastaza. Los Quijos poblaron el río Anzú y los ríos que desembocan en el mismo en el año 1600, hace 419 años.

LUGARES SAGRADOS EN SANTA CLARA

Hay muchos lugares sagrados en el Cantón Santa Clara, según la investigación de topónimos de Carlos Duche que realizó a ancianos en Santa Clara, estos suman hasta la fecha 58.

  • 18 ríos que desembocan en el Río Anzu
  • 12 ríos que desembocan en el Río Piatúa
  • 14 urkus (montañas sagradas)
  • 10 lugares sagrados
  • 4 saladeros

Toponímicos ( estudio etimológico de los nombres propios de un lugar ) que se encuentran en el Cantón Santa Clara:

  • Anshu: en kichwa significa ancho, hoy castellanizado se llama Anzu
  • Andia Yaku: el río del pez andia. Hoy castellanizado Jandia Yaku
  • Piata: realce pronunciado en kichwa. Hoy castellanizado Piatúa.
  • Supai Rumi: piedra del diablo en kichwa
  • Yaku Warmi Rumi: la piedra de la sirena del agua
  • Sintik Rumi: piedra que alumbra
  • Paki Rumi: piedra partida
  • Ishkai Rumi: piedra del hombre y la mujer

Los toponímicos son otra evidencia de la presencia ancestral de los pueblos indígenas en Santa Clara.

URGENTE PROTEGER LOS PETROGLIFOS

Es deber dice Carlos Duche de las autoridades salvaguardar los petroglifos de Santa Clara en Pastaza, porque ellos guardan la historia del pasado precolombino, se requiere levantar un inventario integral de todos los petroglifos y ponerlos al servicio de la comunidad, mediante proyectos de turismo controlados que permitan darles la oportunidad al mundo de conocer nuestro fascinante patrimonio cultural.

Carlos Duche ha dedicado su vida al estudio del pasado precolombino de Pastaza, tiene a su haber una decena de libros donde ha registrado y redescubierto pueblos ancestrales y su mitología.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram