“Todos los respiradores de Latacunga se llevaron a Quito” Testimonio ciudadano

Durante una conversación que tuvo Revista Digital El Yucazo con una ciudadana de la hermana provincia de Cotopaxi nos relata lo siguiente:

En la provincia de Cotopaxi la gente dice que la prensa exagera la situación e influencia del COVID 19 en el país, la población se ha refugiado en la fe y en los consejos de su sacerdote local.

Hace notar que nadie recibe el bono de emergencia propuesto por el Gobierno, los recicladores de basura sin el bono, y en los albergues de la provincia se encuentran los hermanos venezolanos.

Todos los fallecidos son gente conocida, gente entregada a la causa de Dios.

Se siente que en Ecuador no hay garantía para la vida, que los insumos médicos es lo que menos importará siendo tan necesarios en estos momentos.

En Cotopaxi existen 30 casos de COVID 19 confirmados, 28 según el mapa emitido por Gestión de Riesgos diariamente, y 4 personas fallecidas.

Tengo una vecina enfermera que está confirmada como COVID positivo, todos los respiradores se han llevado a Quito, tanto del Hospital del IESS y del Hospital Provincial de Latacunga, indignada nos dice, como que en Cotopaxi viviéramos perritos y no nos vamos a contagiar.

En cuanto al cerco epidemiológico que rodea a la paciente relata, que ella está sola en casa con su esposo, que su suegra se fue a vivir a otro lugar, ella adquirió el virus por medio de un médico que vino desde el Cantón Durán provincia del Guayas, quien vino a trabajar a Latacunga, no tiene vigilancia médica nos comenta.

No le permiten ir en busca de atención a la ciudad de Quito, que allá no hay camas, nos dice indignada nuevamente, que si vive, vive, o si muere, muere.

Preguntamos ¿Cómo aplican las pruebas para los pacientes en sospecha?

En Latacunga no poseen pruebas, las muestras son enviadas a Quito y los resultados vienen después de 5 días. En cuanto al comportamiento de la ciudadanía, nos cuenta que la gente sale los días de feria, martes y sábados, el resto de días hay poca gente en la calle, todos permanecen en sus casas, están asustados comenta tristemente.

Nota de Gabriela Espinosa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RSS
Follow by Email
Facebook20
Twitter20
Telegram